Los aparcamientos como inversión

Son muchos los motivos que pueden hacer que sea interesante adquirir una plaza de garaje en propiedad, pero además de para un uso propio, hay muchas ocasiones en las que también son un activo interesante como inversión. 

Para aquellos a los que les gusta invertir en bienes inmobiliarios o que buscan iniciarse en ello, las plazas de aparcamiento pueden ser una buena opción, pero como en todo tipo de inversión es necesario saber elegir los activos adecuados y tener claro el tipo de riesgos que se está dispuesto a correr.

Invertir en plazas de garaje y aparcamientos

Comprar una o varias plazas de garaje como activos de inversión puede ser una forma muy interesante obtener rentabilidad con riesgo medidos. Se trata de bienes inmobiliarios que no necesitan ser reformados ni tienen elevados costes de mantenimiento. 

Además de revalorizarse también pueden ser puestas en alquiler como forma de generar rendimiento inmediato y, aunque las rentas por alquiler de plazas son más bajas que las obtenidas por viviendas o locales, tienen a su favor que apenas hay impagos de alquiler y que cuando suceden se resuelven más rápidamente y con menos trámites y costes.

Por eso, para comprar una o un conjunto de plazas como inversión, contacta ya con tu broker personal de Todo Garajes e infórmate.